domingo, 18 de febrero de 2018

La importancia de ahorrar e invertir en el largo plazo


La importancia de ahorrar e invertir en el largo plazo


Puede que este artículo me haga ganarme enemigos. Lo tengo claro. Cada vez que le digo a la gente que tiene que ahorrar, se me echa encima con frases tipo: “No es tan fácil”, “Cuando gane más”, “Para mí ahora es imposible”, etc.

No voy a entrar en que mi generación y las venideras no vamos a tener pensiones, porque eso daría para pasar un día entero hablando.

Sólo quería señalar lo dramática que está la situación de ahorro en España, y lo fundamental que es el ahorro para la inversión. Porque por muy grande que seas invirtiendo, necesitas capital para empezar y sacar rendimiento.
Pensé en escribir este artículo a raíz de este otro que leí en PensionPartners. Las frases son demoledoras:

·         El 62% de los estadounidenses tienen menos de 1000$ ahorrados. Incluso en los niveles de ingreso entre 100.000$ y 150.000$, el porcentaje asusta. 44%.

·         66 millones de americanos tienen 0$ ahorrados. 47% no podrían asumir un gasto urgente de 400$.

·         El 43% de las familias trabajadoras no tiene fondos para el retiro (y ellos tienen más problemas que nosotros con las pensiones).

·         El 65% de los usuarios de tarjetas de crédito no pagan a final de mes, incurriendo en un interés del 15%. La deuda media es de 16.000$.

Alucinante, pero los titulares que te encuentras en España no son mejores para nada:

·        


Los datos macroeconómicos indican que la economía avanza, el paro desciende, el PIB crece, y sin embargo, los problemas del ahorro prevalecen y no parecen mejorar.

Y todo esto nos conduce a la inversión. Si no ahorras, no puedes invertir. Puedes ser el mejor inversor del mundo, que sin capital que invertir no vas a ganar nada.

Además ocurre otra cosa curiosa. El ahorro es especialmente importante al principio para capitalizar. Pero no deja de ser relevante al final si sigues ahorrando.

A lo mejor no me he explicado bien, ahorrar sirve para capitalizar tus inversiones. E ir ampliando el dinero invertido amplia la rentabilidad futura de tu cuenta.

Hice una serie de números rápidos para enseñar cómo funciona “teóricamente” una tasa de ahorro invertida.

Lo que estamos viendo es, si ahorro un % de mi capital anualmente y lo invierto consiguiendo una rentabilidad % anualmente, ¿cómo evoluciona mi cuenta?
He hecho esta tabla obviando que la rentabilidad nunca puede ser constante, que tendrás periodos en los que ganes más o menos, etc. Obviando inflación e impuestos. Son números puramente teóricos. También escogí un sueldo de 25.000€. Es irrelevante. Aunque varía el número final, lo que me interesa es ver la diferencia con las cuentas finales. No el número en sí mismo.

El horizonte temporal escogido son 40 años. Donde el interés compuesto ha cogido fuerzas y donde, con suerte, empezará mi jubilación.




He puesto la última fila para poner los dientes largos. Pero es irreal. Si alguien te dice que es capaz de generar de forma consistente un 30% todos los años durante 40 años, piensa que jamás lo compartiría contigo porque podría ser asquerosamente rico. Con sólo 10.000€, en 10 años tendría más de 100k, en 20 casi 2 millones, en 30 más de 25 millones y en 40 más de 300 millones. Y sin ahorrar.

Pues eso, no es realista. Creo.

Así que vamos a centrarnos en las filas del 10% al 20%. Donde se ve que, el resultado final varía mucho en función de esta tasa de ahorro.

Sé lo que estás pensando. Claramente se ve que es la fila de la rentabilidad la que tiene más peso. Con un 10% de ahorro más, duplico la cuenta final, pero con un 5% más de rentabilidad multiplico por 4. Pues tienes razón. Pero es una trampa. Porque eso ocurre en periodos largos, donde el interés compuesto gana más y más protagonismo. Si nos bajamos a 20 años duplicando el ahorro duplicas la cuenta final pero con 5% más de rentabilidad no llegas a duplicar el resultado total. Además, creo que es más fácil sacar un 10% más de ahorro que sacarle un 5% más de rentabilidad al año.

Creo que ahorrar un 10% debería estar al alcance de todos. Sacar de media un 10%, incluso delegando en profesionales, no es tan fácil, pero debería ser el objetivo, dejando una curva de este estilo.


La rentabilidad total es el dinero generado por ingresos de rentabilidad. La cuenta final sería rentabilidad total + ahorro.
Incluso pasados 40 años, el ahorro supondría un 10% de tu capital total. No es despreciable.

Además, cuanto antes empecemos mejor. En este artículo de Finect se ve claramente cómo empezar lo más fuerte posible y cuanto antes es relevante para la rentabilidad final. Así funciona el interés compuesto.
Plantéate las siguientes preguntas: ¿Qué te haría falta para poder ahorrar un 10% (o más) ahora mismo? ¿Qué podrías hacer para rentabilizar más tus ahorros?

Para terminar os pido que hagáis una reflexión teórica. Si sois capaces de sacar un 10% anual a vuestro capital de forma constante, recurrente y en condiciones ideales, y queréis tener una pensión de 2000€ al mes, ¿Cuánto capital necesitáis? ¿Has contado los impuestos por plusvalías? ¿La inflación? ¿Las comisiones?

Y ahora haz lo mismo pensando que tendrás años de pérdidas, años con rendimientos bajos donde estés consumiendo capital, etc.

¿Es o no es importante ahorrar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Última Entrada Publicada

Entrevista a Wesley Gray de Alpha Architect

Entrevista a Wesley Gray de Alpha Architect Esta es una entrevista que le hice escrita a Wesley Gray, de Alpha Architect. La...